Yom Hazikarón 2015

Yom Hazikarón 2015

Agachamos la cabeza y recordamos a los que ya no están.

¿Cómo recordamos a los caídos en combate?

Yad Eliezer comparte el sentimiento de duelo profundo, de las familias de los soldados muertos en batalla y  los que fueron  víctimas de atentados.  El año pasado, falleció un soldado conocido y muy querido: Barkai Ishai  Shor- que Di-s vengue su muerte. Ocurrió a raíz de un enfrentamiento con terroristas. Los mismos, ingresaron a través de unas cuevas subterráneas, cerca de uno de los asentamientos del Consejo Regional Eshkol, en el Operativo «Tzuk Eitán». Junto a él perdieron la vida otros cuatro soldados más.

Barkai era uno de los voluntarios más dedicados y queridos de Yad Eliezer, siempre predispuesto a colaborar y brindarse al prójimo.

«Nuestro Barkai- un voluntario puro corazón»

«Nuestro Barkai, un muchacho amado por todos, un voluntario puro corazón»- dijo el padre tras oír la amarga noticia. «Desde niño, se presentaba como voluntario en todo lugar donde podía. En Yad Eliezer, empacando comestibles y en Maguen David Adom. Era el guía y el responsable de la sucursal de ´Bnei Akiva Mercaz´. Si veía un hombre al costado del camino, siempre paraba para ofrecer ayuda. Siempre quería que viajáramos con dos autos, así podíamos llevar más gente que necesite viajar.

Estudió durante dos años en la ´Yeshivá Shví Jebrón´ y se apegó fuerte al estilo de las ´Yeshivot Hakav´. Soñaba con oficiar de paramédico, para lo que hizo esfuerzos increíbles. Pero cuando vió que no lo logró, se embaucó a ser un soldado de combate, lo más grande posible. Solicitó un permiso especial para ser soldado voluntario y últimamente recibió registro de conductor 3, para poder ser conductor de ambulancias voluntario.

En sus épocas de vacaciones del ejército, se presentaba como voluntario- en ocasiones durante dos turnos seguidos- en Maguen David Adom. Todo esto mientras sufría de problemas en los pies- cierta vez comentó que si hay que arrastrar una camilla, él se ofrece a cargarla desde abajo. Se empacó en hacer la caminata de los 65 Kmts, a pesar de contar con un permiso médico de acortar el trayecto, por sus problemas al caminar.

Barkai fue muerto en combate, el precio que pagó- el más alto de todos. El precio que pagamos nosotros- una perdida gigante para la familia, una pérdida para todo el Pueblo de Israel»