Repartimos ropa de excelente calidad

Repartimos ropa de excelente calidad

Esta semana repartimos una gran cantidad de ropa de excelente calidad que recibimos de parte de los Amigos americanos  de Yad Eliezer. Las prendas fueron despachadas a distintos puntos del país desde donde se entregaron a las familias necesitadas.

Es difícil de explicar lo que significa una ropa nueva y bonita para un niño o una niña de una familia carenciada.

«Mi marido me dice que no invierta en ropa para mi hijo ya que de todos modos, el niño no entiende nada. En realidad, no invierto  porque aunque quisiera hacerlo, no tengo la posibilidad. Desde que nació viste ropas de segunda mano o ropas que recibe de ´herencia´. Ésta es la primera vez que viste una prenda nueva, el aroma a nuevo es maravilloso…»

La pobreza es una enfermedad que ataca en todos los ámbitos de la vida. Nosotros nos esforzamos por tratar los efectos colaterales más graves de la misma: hambre, abandono de los estudios, etc., pero de vez en cuando, tenemos la posibilidad de aliviar un poco diferentes heridas.

¡Dona!