Kaparot

El dinero de las Kaparot llega a Yad Eliezer en una de las épocas más candentes del año- las festividades de Tishrei. En esta fecha las solicitudes se multiplican en decenas de veces, y la amplitud del aporte a cada beneficiado aumenta también.

El mes de Tishrei es uno de los meses más latentes en Yad Eliezer. La cantidad de solicitudes aumenta decenas de veces, como también las necesidades son más amplias y variadas. El dinero de las Kaparot, es una fuente de ingresos que se suma a las distintas maneras de donar a Yad Eliezer, en Israel y en el mundo entero. En vuestro mérito, solemos repartir ¡7.000.000 de shekel para las festividades!, en diversos sectores de ayuda.

El dinero de las Kaparot se trasfiere en su totalidad a las familias carenciadas a través de productos alimenticios, bonos de compra, leche para bebés, o directamente a la cuenta bancaria de los beneficiados. De este modo se ayuda a mujeres que crían sus familias solas, ya sean divorciadas, abandonadas o viudas, como así también se ofrece ayuda a soldados desamparados, y demás.

Gracias a la gran colaboración con que cuenta Yad Eliezer, y su labor radical y organizada, el valor del aporte con que se benefician las familias es mucho mayor al valor real de la donación en sí. En base a la gran experiencia de tantos años se ha llegado a estrechos lazos de cooperación con grandes empresas líderes en Israel, como ser “Materna” y demás empresas alimenticias. Ellas venden a Yad Eliezer sus productos a excelentes precios mayoristas, conforme a lo que las donaciones de Kaparot u otras, son mucho más redituables.

Elevemos una Tfilá al cielo, que el dinero donado de Kaparot sea para nosotros una señal de bendición y paz, para una buena y larga vida.

El ritual de las Kaparot se realiza en casa, e inmediatamente se transfiere el dinero a los carenciados a través de la página en internet.

Para vuestra comodidad adjuntamos el texto de la Tfilá de Kaparot para imprimir:

Oprima para imprimir la Tfilá de Kaparot.

El ritual de las Kaparot se realiza en casa, e inmediatamente se transfiere el dinero a los carenciados a través de la página en internet.