Fondo de Emergencia y Gastos Médicos

El Fondo de Emergencias y Gastos Médicos asiste a través de grandes sumas de dinero en forma extraordinaria, en casos de necesidad producida por una desgracia o crisis. El objetivo de dicho fondo es aportar de manera exclusiva una gran suma de dinero para gastos extraordinarios que desequilibran el funcionamiento normal del hogar y su economía.

Se oye el detonante estruendo de las sirenas que quiebran el silencio y la paz del barrio, llegan los servicios de emergencias, los hombres de “Hatzalá” (salvataje) corren hacia el foco del incendio. Milagrosamente los habitantes del edificio fueron rescatados de entre las llamas, el humo y el hollín.
Los últimos curiosos abandonan el lugar y la familia queda quebrada y dolida frente a la desgracia. ¿Quién los acompañará en los próximos días tan duros en la lucha por reconstruir nuevamente el hogar? ¿Quién estará a su lado para apoyarlos y ayudarles a renovar sus fuerzas; infundirles ánimos y fortaleza para volver a empezar, cuando todo se esfumó? ¿Quién estará junto a ellos aun cuando el humo desapareció y los últimos carbones se apagaron?

Las unidades y las diversas secciones de los hospitales están llenas de enfermos. Niños y niñas, jóvenes junto a adultos. Junto a cada cama, rodean al enfermo familias enteras, quebradas y sufridas. Sus días no son días, y sus noches están llenas de preocupaciones, dolor y temor. Cuando se suceden así los días y las noches, nadie tiene tiempo de salir a trabajar, ni de ocuparse de traer ni preparar una comida caliente. Tal es así, que los niños, sufren doblemente – también tienen un integrante de la familia enfermo, y también sufren de una carencia general en el hogar. ¿Quién estará junto a ellos?
Estas situaciones críticas pueden llevar a una familia de condiciones económicas razonables, a una crisis inevitable y profunda. La asistencia en estos casos es doble: la ayuda monetaria tan necesaria en un trance de riesgo, que sostendrá a la familia para enfrentar los enormes costos de la desgracia; como también evitar el quebrantamiento económico en el futuro y su consecuente llegada al más bajo nivel de la pobreza.
Yad Eliezer a través de “El Fondo de Emergencias y Gastos Médicos” asiste y ayuda en esos duros y tremendos casos. Acompaña a la familia y la apoya, la estimula y la recupera. Están allí para atender las suplicas, para escuchar el llanto y secar las lágrimas, para auxiliar, para socorrer e impulsar con amor, a comenzar todo de nuevo.

Es un mérito para ti, ser parte de este magnífico emprendimiento.