Combinación de educación correctiva

El Proyecto de “Shalhebet” (iniciales en hebreo de Combinación de educación correctiva) se ocupa de la inserción y el progreso de niños con problemas pedagógicos dentro de Escuelas corrientes. El proyecto se destaca por un alto nivel de profesionalidad y está destinado a la población de menor poder adquisitivo y niños en riesgo.

El progreso a través de la enseñanza correctiva alcanza un alto lugar en el sentido profesional. El apoyo de la enseñanza correctiva es una necesidad vital en muchos casos, pero muy lamentablemente, es en general, una opción exclusiva para familias de alto poder adquisitivo. Ésta enseñanza exige un equipo de educadores especializados quienes dedican muchas horas a cada niño en forma particular, adaptando las clases generales al ritmo y nivel del mismo. El costo de este proyecto puede llegar a miles de shkalim cada mes.
Un niño que no logra estudiar, no halla su lugar dentro de la escuela. Sin la enseñanza correctiva y personalizada muy posiblemente desarrolle aversión por sus maestros y entorno, sintiéndose fuera de lugar. El triste final de este proceso es casi inevitable: problemas en los estudios es uno de los motivos principales del abandono de la escuela y por consiguiente, el corto camino hacia la corrupción, las drogas y la perversión.
Yad Eliezer sostiene que este proyecto de apoyo y ayuda es fundamental e imperioso en el tratamiento de beneficencia y rehabilitación futura de las familias indigentes. La asistencia que brinda la entidad Yad Eliezer a cada alumno en este proyecto, es un apoyo en la lucha diaria del presente, junto a una más amplia perspectiva que evitará dificultades en el futuro.
Hoy en día se realiza este proyecto con meticulosidad y prudencia, tomando en cuenta y en conocimiento, la labor de la generación futura. Éste emprendimiento es llevado a cabo con excelente voluntad de servicio, siempre con una mano sobre el corazón y poniendo gran hincapié en la calidad y el profesionalismo. El tratamiento con cada niño implica un trabajo en conjunto con el equipo pedagógico de la escuela, un seguimiento constante de especialistas en educación correctiva y un control e inspección sistemático.
Los logros de los niños que mejoraron notablemente, la vergüenza que por fin desaparece, y la superación en los estudios, constituyen un sello de honor y reconocimiento a esta magna obra de bien.

Ayuda a este proyecto!

Es un mérito para ti, ser parte de este magnífico emprendimiento.