Bonos de compra

“Me veo forzada, hace ya un largo tiempo, a utilizar las canastas familiares de Yad Eliezer. Pero últimamente, comencé a recibir también, bonos de compra. ¡Qué sensación maravillosa es andar entre las góndolas del almacén y elegir yo sola lo que prefiero!”- comenta la señora Sh. Alón, quien vive tremendas dificultades, lo que provocó el abandono de su trabajo.

Este proyecto asiste a muchísimas familias que no logran sustentarse solamente con la canasta familiar. Generalmente se reúne dinero para socorrer a las familias en necesidades primarias como ser medicamentos, zapatos o el pago del alquiler. Tal es así, que dichos padres de familia no están en condiciones de utilizar el dinero para compras básicas de alimentación o necesidades del hogar.

Yad Eliezer los ayuda a través de bonos de compras mensuales. Los mismos son también utilizados para distintos sindicatos como agregados al sueldo o como presente antes de las fiestas. De esta forma, los beneficiados no se avergüenzan de utilizarlos. Con los bonos está prohibido comprar cigarrillos ni bebidas alcohólicas.

Estos bonos no solo ayudan en la compra de productos de necesidad básica, sino que también aportan un elemento no menos importante: la ayuda en la administración más equilibrada y considerada. Un estudio de mercado realizado, demostró que las compras consumadas con bonos son más medidas y más razonables. De modo tal, que la habilidad de compras mesuradas que adquieren a través de éstos bonos, los ayudará también en el futuro, cuando logren salir de la pobreza.

Hoy en día, Yad Eliezer adquiere miles de bonos por año. Son adquiridos a precios muy bajos y tiene un valor de compra de 600 shekel. Pueden ser utilizados en una enorme cadena de almacenes dispersos por todo el país. Orientar a las familias hacia las cadenas de negocios con precios más módicos, aporta también, para una administración económica más correcta y sensata.

Éste proyecto recibe una manifestación muy cálida por parte de las autoridades de Acción Social como de las propias familias beneficiadas. Los alimentos y productos que cada quien considera de primera necesidad para su familia, el sistema de compra tan honroso y cómodo, la orientación del dinero hacia necesidades específicas y primordiales: Todo ello mejora sobremanera los sentimientos de los beneficiados y les recuerdan, o los empujan hacia mejores épocas por venir.

Aporta para este proyecto!

Yad Eliezer ayuda a través de bonos de compra mensuales. Los mismos son también utilizados para distintos sindicatos como agregados al sueldo o como presente antes de las fiestas. De esta forma, los beneficiados no se avergüenzan de utilizarlos.