Al recibir estas fotografías, comprendí: nunca nos vencerán

Galería: El Rav Lavie – Que Hashem vengue su sangre- era voluntario en Yad Eliezer. Sus alumnos se presentaron a ayudar en los días de su duelo

Al recibir estas fotografías, comprendí: nunca nos vencerán

Al recibir hoy estas fotografías, comprendí por qué ellos ¡nunca nos vencerán! Comprendí la abismal distancia que separa entre la verdad y la mentira, entre al bien y el mal.

Hace una semana y media estuve junto a ustedes, queridos alumnos de “Mikdash Orot”. Compartimos el tremendo espacio del cementerio en Har Hamenujot, junto a la tumba de vuestro querido y santo Rav Nejemia Lavie – que Hashem vengue su muerte. Estabais todos aturdidos, golpeados, quebrados.

Me pregunté de dónde sacaríais las fuerzas para continuar. Cómo lograrían seguir adelante.

Y entonces, decidieron presentarse de voluntarios en Yad Eliezer, tal como les enseñó el Rav Nejemia q-e-p-d.

Un pueblo que envía a sus niños de 13 años a matar, jamás logrará vencer a un pueblo que envía a sus jóvenes a ayudar al prójimo en todo tiempo y bajo cualquier circunstancia.

En las fotos: Los alumnos junto al Rav Nejemia Lavie como voluntarios en Yad Eliezer, hace varios meses. Los mismos hoy, trabajando en memoria de su Maestro.